Entrevistas a nuestros alumnos: Eduardo Llarena

Ya está abierto el plazo de inscripción de la IV edición del Máster en Gestión de Proyectos Logísticos SAP, por lo que desde MPLSAP, queremos dedicar un espacio para conocer los motivos que impulsaron a nuestros antiguos alumnos a cursar el Máster y cómo fue su experiencia.
Hoy entrevistamos a Eduardo Llarena, alumno de la I edición, que actualmente se encuentra trabajando en la OTAN en Bélgica.
 IMG_4897
¿Por qué decidiste estudiar el Máster en Gestión de Proyectos Logísticos SAP?
En la Riqueza de las Naciones, Adam Smith hablaba de la división del trabajo. Hoy más de 200 años después en un mundo, afortunadamente, cada vez más globalizado, la especialización es fundamental si uno quiere incorporarse al mercado laboral.
Después de terminar la carrera necesitaba encontrar una habilidad muy concreta que yo pudiese vender después a un empleador.  Una vez decidido que mi contribución al proceso productivo sería ofreciendo SAP, estuve comparando distintos programas y escogí el que imparte la URJC. El motivo es que se complementaba con un Máster oficial. Además era novedoso por ofrecer la rama de logística, que en mi opinión es la que mejor colocación internacional tiene. Los procesos logísticos son igual en Vicálvaro o en Londres. Otros módulos de SAP están más condicionados por la idiosincracia del país.
¿Cómo describirías tu paso por MPLSAP? 
 
Tranquilo.  ¡Fue una época buena!  Tenía todas la mañana libres para entrenar con la bici y competir los domingos, en mi casa estaban muy contentos porque veían que me encarrilaban.
Además conocí a personas que me han enseñado cosas, e incluso ahora tengo algún proyecto en común.  Hacer pasillo es casi tan importante como estar en clase.
¿Cómo describirías al equipo de MPLSAP? 
 
Muy al estilo americano.  Yo estuve en el colegio en España y en EEUU. He visto los dos modelos educativos. Desgraciadamente en nuestro país, muchas veces el profesor con más prestigio era aquel que más suspensos generaba.  Allí era todo lo contrario, un buen profesor era aquel que apoyaba a sus alumnos.
Pues esa es la diferencia de éste Máster.  Hay un objetivo común que es ser consultor certificado. Y subrayo común, que es algo que podías notar a diario. Hicieron mucho más por nosotros de lo que su trabajo demandaba y por ello estoy agradecido.
Tras tu paso por el programa, ¿Qué habilidades, aptitudes y conocimientos adquiristeis y has podido emplear en tu vida profesional?
 
Dando por sentado SAP, creo que una parte muy importante fueron las horas de desarrollo personal y Gestión de Proyectos. Lo que hablábamos del valor añadido al servicio.  Un consultor tiene que ser algo distinto a un técnico.  Los desarrolladores o programadores de ABAP viven en su mundo de laboratorio. Empero, un consultor tiene que tratar con un orden mucho más complejo como son las ciencias sociales, un gran número de agentes actuando simultáneamente y no siempre en la misma dirección.
Esto es tener que coordinar personas y situaciones que se escapan a la lógica de una tabla. El consultor tiene que ser capaz de capturar la necesidades del cliente y transformarlas en requerimientos para los desarrolladores.
De ahí que la formación complementaria que se oferta sea tan importante. El alumno al conocer las mejores prácticas en Gestión de Proyectos entenderá que el camino más corto no siempre es el más rápido, o incluso cómo uno tiene que aprender a desarrollar su marca personal.
La tecnología evoluciona muy rápido, hoy es HANA, mañana vete tu a saber. Pero esa línea base de formación personal es la que nos permitirá adaptarnos, creo yo.
¿Cómo ha evolucionado tu carrera profesional una vez finalizado el curso?
 
¡Pregúntame eso en unos años! Honestamente el inicio ha sido fantástico. Ha habido días mejores y peores, pero lo más importante es que ha habido un inicio que ya es mucho decir.
Unas semanas después de certificarme recibí una oferta de Neoris para trabajar en un proyecto para Cemex en el Reino Unido. Dos empresas de las que me hace ilusión ver su logo por ahí, guardo buen recuerdo. Fue un año muy chulo, dormí más de 150 noches en hoteles, estuve en 36 ciudades de UK, me mudé 4 veces de apartamento, conduje unos 27 coches de alquiler diferentes,  despegué (y aterricé) 16 veces, y por fin gané una carrera ciclista. Hice cualquier cosa menos aburrirme.
Después me dieron la posibilidad de hacer una beca en la división de logística en el Cuartel Supremo de las Fuerzas Aliadas en Europa (SHAPE) de la OTAN en Bélgica y aquí que estoy feliz de la vida. De pequeño veía el Ala Oeste de la Casa Blanca y muchas cosas de aquí tienen reminiscencias a aquellos capítulos.  En esta nueva función SAP brilla por su ausencia y la parte de Gestión de Proyectos cobra más importancia.
¿Era dejar un trabajo fijo por una beca evolucionar? Bueno, según se mire. Hay que aprender a querer a la volatilidad, tomar algunos riesgos.  Eso nos hace más antifrágiles. En general la gente quiere ser robusta: un puesto fijo y certidumbre. El problema es que como hemos visto eso sólo resiste lo conocido, pero como aparezca un cisne negro, un evento imprevisible, nos lleva por delante.   Lo bonito de la consultoría es que si quieres te permite cambiar y anticiparte.
 IMG_4907
¿Cómo ha influido MLPSAP en tu trayectoria profesional?
 
De manera muy directa. Me fui a Reino Unido pero sin buscarlo me llamaron preguntando si quería ir a Bratislava, Alemania, Luxemburgo o India. Es decir, salir al extranjero a trabajar por la puerta grande.  Y esto sin el MLPSAP no hubiese sido posible.
Volveré a Madrid pero yo quería trabajar fuera un tiempo y el Máster me dio esa oportunidad.
¿Qué viene después? Cómo digo no lo sé y menos mal, sino sería muy aburrido.
¿Lo recomendarías?
 
Un sólido sí y elaboro el porqué. Yo creo firmemente en el espíritu empresarial como alternativa superior a la planificación centralizada. Mira, si echamos un vistazo a los rankings de universidades la primera española está más allá del puesto 100.  Por el contrario cuando vamos a modelos educativos de mercado vemos que el IE, ESADE…hacen top mundial.
La educación en SAP es lo mismo. Estás comprando un servicio (formación) para después venderlo (salario) que será mayor o menor dependiendo del valor añadido que uno pueda darle. Por eso el Máster, si hay sucesivas edición es que el producto es bueno. La ventaja de SAP es ser un programa complejo, esto significa que aquél que es capaz de dominarlo se convierte en un trabajador cualificado. Las empresas están dispuestas a contratarle puesto que es capaz añadir valor al servicio que presta.
Así que por eso lo recomiendo porque creo que nuevos consultores en SAP harán bien al país.
¡Muchísimas gracias por todo Eduardo y mucha suerte en tu nuevo reto profesional! Te deseamos todo lo mejor.
Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Deja un comentario